La subida de la leche

La subida de la leche, caracterizada por dureza y aumento del volumen y el peso de los pechos, amén de calor y dolor si acabas con ingurgitación, suele pasar en los primeros días de lactancia, se va repitiendo a menudo durante los primeros meses y es una sensación que se pierde casi siempre hacia el tercer mes. A no ser que venga el maldito calor sahariano y/o una descomposicion intestinal de nuestro bebé, lo que aumente radicalmente la demanda por hambre y sed. ¡Doy fe! (en la mística, vivo en un deja-vu larguisimo)

Anuncios